Siempre puntual


Escrito el 18/08/2017 por Juan Manuel Llorca

El libro del destino está lleno de tachones, erratas, incongruencias y hasta faltas de ortografía. Se ve que el que lo escribió, un cascariblando mermado y sietemesino, o no estaba para el paso o había quedado o era de la escuela del cagaprisas ese que hizo el mundo en siete días, que si eso no es falta de interés que baje Dios y lo vea.

La cosa es que el guion de la vida de cada hijo de vecino está escrito tan a la carrera que hay que hacer un esfuerzo para que se cumpla lo que allí pone que no se justifica.

Yo, por eso, culoinquieto de nacimiento e hiperactivo por vocación, hace un ratón y dos quesos que decidí pasar del libreto y me dedico a improvisar. Los resultados no me acompañan, lo reconozco, pero a cambio me levanto cada mañana con una curiosidad tal por saber de dónde me va a venir el siguiente guantazo que no me aburro nunca.

Las he visto pasar de todos los colores, lo mismito que cualquiera que esté leyendo esto, pero si hago la media me sale un azul fuerte de lo más mono que combina con cualquier cosa.

Me estrellé las veces que me tocaba y alguna de propina, que para eso me las pinto solo, caminé en círculos pensando que iba en línea recta y no me di cuenta hasta que no se me habían acabado las provisiones, la brújula se me había quedado sin cobertura y el reloj de arena se me había parado a las diez y diez sin volver, qué capricho, a dar señales de vida.

Pero me acostumbré.

Y, aunque por orgullo no pregunto la hora ni pido razón del camino que he de seguir, siempre acabo llegando puntual, año arriba año abajo, a algún lugar que si no era el correcto termina siéndolo.

Y siempre haciendo lo que se espera de mí… u otra cosa… o lo contrario de ambas, que también ha pasado y ya no le extraña a nadie de los que me conocen…

… salvo al inútil profundo que, sin ciencia alguna, escribió lo que yo debía hacer y lo que me debía ocurrir, que no gana para sustos y se la pasa corrigiendo el dichoso libro del destino que, al final, le está quedando igualito que mi vida: llena de tachones, un montón de puntos y aparte, alguna que otra interrogante y un par de signos de exclamación.

2 Responses to "Siempre puntual"
  1. Fran dice:

    Juanma, como siempre, tan fino jugando con las palabras, para mi deleite.
    Qué talento!

  2. Carlos dice:

    Tálmente hermano. Al inútil profundo el libro del destino le sale igual que a ti porque escribe el tuyo, no el suyo. Experto escritor de libros del destino ajenos y en lo referente al suyo. ..
    …tres pimientos me importa. Yo, al mio, que hoy me toca, como casi siempre, tachar.
    Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *